Archive for February, 2008

La interfaz, volviendo al sentimiento primitivo de unidad by Felipe Roa

Wednesday, February 6th, 2008

Alumno:Luis Felipe Roa
La interfaz, volviendo al sentimiento primitivo de unidad.
Al tener contacto con una interfaz, la cual nos parezca interesante, nos mantiene hundidos en ella hasta el punto de no pararnos de un computador durante horas, como por ejemplo poniendo el caso de Messenger y facebook. En estos sitios web podemos ver fotos, vernos directamente con personas que se encuentran al otro lado del planeta e incluso hablar con estas. Por medio de la electrónica cada vez vemos al mundo desde otra perspectiva, un lugar donde podemos comprar, entablar amistades, acceder a conocimiento casi ilimitado y muchas cosas más. Lo curioso es que por medio de la electrónica que produjo el internet se rompió la barrera del espacio por lo que ahora el internet puede ser llamado una “aldea global”
Este término de aldea global fue nombrado por Marshal McLuhan en los años sesenta, cuando la televisión y la radio eran los medios electrónicos que imperaban en la época; quien pensaría que casi treinta años después esta idea se reforzaría con el internet. Algo muy interesante es que McLuhan mantiene que estos medios electrónicos son una prolongación de nuestro propio ser, de nuestros sentidos, para él “el circuito eléctrico es una prolongación del sistema nervioso central”.
Por eso es que la extensión de nuestras facultades a través del internet ha llegado que lleguemos a convertirnos en una aldea global y retornar a ese primitivismo, no primitivismo de analfabetismo y falta de tecnología, sino de unidad con cada uno de los miembros de la “aldea”, integrando el tiempo y el espacio, además de los olores, los sonidos, la vista y el tacto.
Con el desarrollo de interfaces electrónicas para la “aldea global” o internet, nos estamos adentrando hacia la endofísica, la ciencia que investiga el aspecto de un sistema cuando el observador se vuelve parte de él, para la endofísica, la posición de un observador externo sólo es posible en cuanto modelo, fuera de un universo complejo, no en el interior de la realidad misma. En este sentido, la endofísica ofrece una aproximación a un modelo general de teoría de la simulación (así como a las “realidades virtuales” de la era del ordenador.

Con estas realidades virtuales nuestros sentidos podrían expandirse muchos más como dice Marshal Mc Luhan, actualmente en los juegos en línea se esta alcanzando eso ya que los personajes se ubican en un medio en donde se crea una realidad y donde el jugador llega a meterse en le juego, ver y escuchar al unísono con jugadores de otros países. Estas realidades virtuales podrían llagar a evolucionar y no estar muy lejos de cibernovelas como Neuromante.
Neuromante es la historia de un hombre el cual es conectado al ciberespacio en donde él se involucra en situaciones como de la “vida real”  en un mundo de drogas virtuales y donde el crimen son muy normales.
McLuhan relacióna obras de ciencia ficción en este caso podríamos decir “neuromante” con las nuevas tecnologías. McLuhan dice que antes el problema consistía en inventar nuevas formas de ahorrar trabajo, pero que actualmente tenemos que adaptarnos en lugar de inventar.
Adaptarnos al igual que Cage el personaje de Neuromante al ciberespacio, como nosotros hacia las nuevas tecnologías, ya que cada vez las redes neurológicas y eléctricas de nuestra aldea global va creciendo y tenemos que ser parte de esta para poder” vivir” y entenderla como un mundo real en donde establecer amistades y trabajar es algo muy común.
Además por medio de estas interfaces electrónicas nuestra relación con el resto del mundo cambiará, la familia, el barrio, la educación, nuestro trabajo, nuestro gobiernos, cambiarían completamente, ¿será esto algo bueno?. Depende del punto que lo veamos, por ejemplo, desde mitad del siglo 20 el cine y la televisión dieron grandes fuentes de información a los niños, pero, supera esto la influencia de un papá y una mamá?, eso es un gran peligro, la perdida de la unidad familiar, tenemos una gran aldea global, pero, será que esto puede compenzar la influencia de dos personas reales?.
Otro aspecto que se puede tratar es el de la educación, según McLuhan, “Al niño televidente de hoy se lo afina con el diapasón de las noticias adultas al minuto: inflación, disturbios, guerra, impuestos, delincuencia, etc”, según lo que yo pienso esta cantidad de información no es buena para un niño, ya que perdería su niñez y la inocencia sino que crecería muy rápidamente debido a este medio.
Seún McLuhan: Todos los medios nos vapulean minuciosamente. Son tan penetrantes en sus consecuencias personales, políticas, económicas, estéticas, psicológicas, morales, éticas y sociales, que no dejan parte alguna de nuestra persona intacta…”. Pienso que esta penetración es algo bueno en términos de conocimiento por medio de interfaces ya que este podría ser difundido mundialmente, pero se debe pensar en lo negativo como la pérdida del núcleo familiar y de la individualidad, mas bien deberíamos tener un equilibrio entre el cibermundo y el mundo real.

Interfaz

Wednesday, February 6th, 2008

Universidad Jorge Tadeo Lozano
Facultad de Ciencias Humanas, Arte y Diseño
Diseñó Gráfico – Diseño de Multimedia
Juan Manuel Méndez

Interfaz

Como diseñadores a partir de ver y definir muchas veces nuestra actividad en un contexto reducido, logramos que los aspectos estéticos considerados como secundarios tengan gran importancia para muchas personas, mediante esto ‘‘puede ser útil proponer un esquema diferenciador desde el punto de vista hermenéutico: el esquema ontológico del diseño’’[1] el cual esta compuesto por tres ámbitos unidos y una categoría central.

                                                                                                                     
En primer lugar esta el usuario que desea realizar una acción efectivamente, en segundo lugar esta la acción que el usuario quiere ejecutar y por ultimo esta el objeto, la herramienta o artefacto comunicativo que se necesita para realizar la acción. Siendo así donde aparece la pregunta de ‘‘cómo se pueden conectar, hasta formar una unidad a tres elementos tan heterogéneos: el cuerpo humano, el objeto de una acción, un artefacto o una información en el ámbito de la acción comunicativa’’[2], donde a través de una interfaz se produce la conexión entre estos tres  campos.    

                                                           
Se define interfaz como una  palabra derivada del ingles ‘‘interface’’ el cual quiere decir superficie de contacto y el cual se define como la conexión física y funcional entre dos aparatos o sistemas independientes.[3] La interfaz no es un objeto, sino un espacio que permite la interacción entre un usuario, la herramienta y el objeto de acción, siendo esta una prioridad del diseño y haciéndola el eje central a el que se orienta el interés del diseñador.     

                                                                          
Por medio de la interfaz se logra articular el campo de la acción en la fase de la utilización de un producto, volviendo a la interfaz accesible a la forma funcional  del objeto y su contenido comunicativo en cuanto a la información, transformando así a los objetos en productos, llevándolos mas allá de una existencia simplemente física a un sentido de disponibilidad, dando también a la interfaz un valor adicional del objeto, logrando así en el diseño mayor fuerza un cuanto a lo que esta orientada hacia lo formal y estético, y de esta forma llegar a una mejor conexión entre el objeto y el usuario.   

                                                    
Es muy importante la forma en que plantea Gui Bonsiepe todo lo relacionado a la interfaz, ya que muchas veces uno como diseñador se enfoca en aspectos que al pesar de ser importantes dentro del diseño; como lo es el aspecto estético, no siempre se logra una  correcta conexión e interacción entre el objeto, la acción y el usuario, de esta forma nos permite reflexionar en cuanto a nuestro trabajo y objetivos, planteando así a la interfaz no solo como una herramienta muy importante en nuestro campo, sino como un objetivo fundamental y una prioridad en cuanto al diseño.

Referencias   

[1] Gui Bonsiepe ‘‘Del objeto a la Interfase – Las mutaciones del diseño’’, Ediciones Infinito, Buenos Aires, 1999, Pág. 17
[2] Gui Bonsiepe ‘‘Del objeto a la Interfase – Las mutaciones del diseño’’, Ediciones Infinito, Buenos Aires, 1999, Pág. 17
[3] Wikipedia, la enciclopedia libre. – http://es.wikipedia.org/wiki/Interfaz